Resultado de imagen para henry lopez al carajo

Cuando el ex candidato presidencial, Alejandro Toledo, estaba en campaña se arengaba en sus mítines, “Toledo más trabajo, carajo”, algún sector de la prensa y la población la consideraba como algo anecdótico, propio de lo que ya nos tenía acostumbrado. Sin embargo, pronto y ya en gobierno esa misma expresión se volvió como un bumerán. El trabajo nunca llegaba, la ciudadanía se impacientaba y ahora le exigían, ¡carajo, dónde está el trabajo!

Lo que es cierto es que los gobernantes después de ganar una elección se convierten en culpables de todos los males (si la expectativa fue muy alta, la exigencia también lo será). Si se prometió de todo, ahora toca cumplir. Si no es el caos del transporte, lo es la inseguridad ciudadana, comercio ambulatorio, agua y saneamiento, entre una larga lista de problemas. En tanto, sus procesos de comunicación serán interminables los 365 días al año y 24 horas al día y por si fuera poco, también tendrán el agobio del sistema de medios de comunicación.

El hecho de tener dudas por dónde comenzar para tener las riendas del gobierno, es propio de los flamantes gobernantes. Su nerviosismo es evidente como lo ocurrido hace unos días con el alcalde de Huancayo, Henry López, cuando se dirigía a sus funcionarios les espetó a que tienen que corregir malas actitudes, o si no se van al carajo, refirió. Algunos líderes utilizan el látigo para dirigir, total, ya tiene las botas bien puestas (…), pero esos son los que a veces tienen las caídas más dolorosas y en soledad porque la gente que maltrataron tarde o temprano se alejará.

Domingo, 06 de enero de 2019
Diario Correo – Huancayo