El presidente, Pedro Castillo, acaba de reunirse con exministros de economía (Alonso Segura, Luis Miguel Castilla, Claudia Cooper y Waldo Mendoza) para intercambiar ideas sobre economía. Es muy importante destacar que en la agenda presidencial existan prioridades en temas como el incremento del costo de vida de los peruanos. Al final, es lo que mas le preocupa a la gente en lugar de ver pelear a los políticos.

Por el lado del Poder Legislativo, acaba de ser rechazada la moción de censura en contra de la titular del parlamento, María del Carmen Alva. Con el amplio respaldo recibido incluso con parte de la bancada de Perú Libre y otras fuerzas políticas parece inminente un cambio total del Gabinete Ministerial. La novedad podría ser que en esa nueva conformación ministerial se prescinda del apoyo de sectores de izquierda como del Frente Amplio (Marco Arana) y Juntos por el Perú (Verónika Mendoza).

Mientras tanto, el presidente Castillo tiene poco tiempo (días o semanas) para presentar una nueva fórmula de concertación política que le permita dar señales de que realmente quiere mejorar la vida de los peruanos. De no hacerlo, la impaciencia e incertidumbre se apoderará con más fuerza desde la calle y quedaría la chispa para un próximo pedido de vacancia.

Es cierto que una nueva conformación ministerial alejaría a sus aliados momentáneos (JP y FA), pero al margen de izquierdas y derechas la ciudadanía exige resultados pragmáticos sobre el manejo de la economía, educación y salud. Hasta el momento, el presidente Castillo tiene una alta desaprobación (-60%) al igual que su Gabinete Ministerial. Las decisiones políticas deben de tomarse en evaluación del costo y beneficio no solo para los pobres, sino también para los ricos. ¡La concertación política debería ser un objetivo realista de gobernabilidad! 

Domingo, 19 de diciembre del 2021
Diario Correo – Huancayo