“You´re fired” (Estás despedido) era la expresión que Donald Trump acentuaba a sus invitados al momento de retirarse de la participación en el reality show “El aprendiz”. El programa de televisión que él mismo dirigía, por más de diez años, no solo le ubicaba en los primeros lugares de sintonía en Estado Unidos, sino que además le ayudó a facturar millones de dólares. Paradójicamente, esa misma expresión fue tendencia en redes sociales cuando Trump perdió las elecciones frente a Joe Biden.   

El magnate Donald Trump no tenía una activa militancia política en el partido de los Republicanos. Sin embargo, se las ingenió como estrategia política para conseguir la nominación en las elecciones primarias. Había que pensar en algún personaje mediático y ese era Trump para recuperar el poder en la Casa Blanca. De manera que no importó mucho la presencia de un empresario inmobiliario.

Los demócratas ya tenían dos mandatos consecutivos bajo el liderazgo de Barack Obama (2009 – 2017). Estado Unidos es un país que nunca tuvo una dictadura militar como modelo de gobierno y que gracias a la potencia de su democracia pudo contribuir al triunfo de los aliados en el desembarco de Normandía y la progresiva derrota de los Nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Si hace cuatro años Donald Trump se pavoneaba con su triunfo electoral, ahora le cuesta mucho asimilar la derrota frente a los demócratas. Una derrota que es quizás algo muy terrible para alguien que durante toda su vida arriesgó y ganó muchos amigos como enemigos. Sin embargo, Trump se despidió de la Casa Blanca con la promesa que volverá, ¿Regresará al poder?

Domingo, 24 de enero de 2021
Diario Correo – Huancayo