Con diferentes ataques políticos y mediáticos desde ambos flancos (centro izquierda y centro derecha), la política peruana va directo al despeñadero en una etapa cíclica que comenzó cuando el expresidente Martín Vizcarra dinamitó lo poco que quedaba. Con un argumento fáctico cerró el parlamento y contó para ello con el apoyo del sistema de medios. Los peruanos se lo permitieron y hoy vemos los escombros que dejó.

Por un lado, los representantes de centro izquierda (Perú Libre, Juntos por El Perú, El Partido Morado entre otros) se empeñan en defender el fortín político que, Pedro Castillo logró sin su ayuda. Los nuevos refuerzos aparecieron casi al final del conteo de votos, sin embargo, no creo que sea gratis ese espaldarazo al maestro de Chota. Es seguro que el respaldo estará condicionado al distanciamiento de la militancia de Perú Libre incluido a su líder Vladimir Cerrón.

En el otro extremo del tablero ideológico se encuentra un muro de contención política con diferentes partidos de centro derecha (Fuerza Popular, Renovación Popular, APP, Avanza País). Al parecer, los aliados políticos salen a manifestaciones para defender lo que ellos consideran que se les escapa la elección de las manos producto de un fraude.

Con todos los antagonismos políticos e ideológicos, lo que es más seguro es que la crisis tendrá aún más un impacto directo en la economía de los peruanos. El precio de los combustibles comenzó a subir y sin duda provocará inflación. El tipo de cambio del dólar se incrementa y ya se percibe la repercusión en el bolsillo de los más pobres.

Al margen de quien se ponga la banda presidencial, el 28 de julio, la necesidad de conseguir consensos políticos que viabilicen gobernabilidad será algo muy difícil de lograr. Es decir, el próximo gobierno será muy débil en términos políticos y tendrá al frente la mitad del país que no votó por ellos. Tampoco tendrá una sólida bancada parlamentaria que lo respalde con lo que queda abierta la posibilidad de tocar fondo en una incertidumbre política sin precedentes.   

Domingo, 27 de junio del 2021
Diario Correo – Huancayo