El físico y matemático inglés, Isaac Newton, realizó una de las más importantes contribuciones a la ciencia a través del estudio de leyes matemáticas. Sus investigaciones trataron sobre la ley de gravitación universal que describe la interacción de dos cuerpos. Esas conclusiones permitieron dejar en claro que, “todo lo que sube, tiene que bajar”.

Acaba de concluir el proceso electoral 2018 y fueron elegidos más de 1800 alcaldes y 24 gobernadores. Los triunfadores quizás continúan en resaca electoral, y no es para menos porque no todos los aspirantes logran el objetivo. Pero cuidado, ese triunfo efímero puede ser el comienzo de todos los tormentos. (Los Fujimori, Toledo, Humala, PPK y la lista continuará…).

Entonces, qué es lo que sucede con los triunfadores que llenaron de expectativa y que en el momento de ganar todos quieren una foto de recuerdo, pero al caer en desgracia, todo cambia. Si en un principio, los simpatizantes buscaban acercarse, después escapan de ese entorno para no ser vinculados con la otrora súper estrella de la política. Incluso, un abrazo político puede ser fatal. (Recuérdese audios de supuesto apoyo del alcalde de Huancayo a un movimiento político).

La marea política electoral configuró un nuevo escenario, pero al mismo tiempo una gran responsabilidad. Será inevitable la ley de gravedad política, pero realizar un buen gobierno, podría contener la posible desgracia política o penal que últimamente persigue a los políticos de todos los colores ideológicos.

Domingo, 14 de octubre de 2018
Diario Correo – Huancayo