images

En buena hora que el Gabinete Ministerial que lidera Fernando Zavala obtuviera un histórico respaldo parlamentario de “voto de confianza”. Logró conseguir 121 votos de 130 congresistas (a pesar de contar con solo 18 votos partidarios). De esta manera, la flamante administración de gobierno de PPK está constitucionalmente habilitado para hacer lo que prometió en campaña, y se espera, sin caer en populismos extremos.

No obstante, solamente tuvieron que pasar algunas horas para que con hábil reflejo político, el primer ministro resumiera lo que un día atrás dijo lo que no dijo, dar cuenta de cómo dejó el gobierno, Ollanta Humala. Tal como lo exigía diversas bancadas de oposición.

Y en realidad fue una extensa exposición de 160 medidas de gobierno dividido en cuatro ejes; Oportunidades, inversión social, agua e infraestructura. Seguridad Ciudadana y lucha contra la corrupción. Empleo, formalización y reactivación económica. Acercamiento del Estado al ciudadano.

Pero sin duda, ningún tema fue destacado con ímpetu que pudiera dar origen a un “mito de gobierno” en palabras del politólogo, Mario Riorda. Me refiero a algo que permita poner una marca histórica gubernamental a través de políticas públicas concretas.

Como no existe ninguna construcción de mitos de gobierno, estoy seguro que por más que PKK realice un buen gobierno, la opinión pública no lo respaldará abrumadoramente al termino de su gobierno. Alejandro Toledo, Alan García e incluso Ollanta Humala tuvieron gobiernos aceptables, pero en las urnas, la población sancionó y exigío dar paso a otros actores políticos.

Domingo, 21 de agosto de2016