Una campaña electoral es un proceso de construcción de confianza entre el elector y el candidato; el electorado inclina su preferencia por el que le resulte un poco más confiable que los otros contrincantes. Por esa razón, resultan elegidos algunos personajes que no necesariamente tuvieron linaje político, pero sí lograron tener un interesante posicionamiento de imagen personal.

Debido a la naturaleza de su trabajo, los periodistas tienen una ligera ventaja de construcción de confianza con la población. Sin embargo, no es suficiente ser conocido a través de un medio de comunicación; los medios son vehículos de un mensaje y la población tiene una percepción particular y quizás distinta a propósitos políticos.

Del ingreso de periodistas a la arena política se ve con frecuencia a nivel local, nacional e internacional. En Chile, disputarán la segunda vuelta presidencial junto a Salvador Piñera, dos periodistas que van en coalición, Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez. El presidente, Juan Manuel Santos (Colombia), fue sub director del diario el Tiempo. En España, Pablo Iglesias (Podemos) tiene programas de televisión. En los últimos años en nuestro país tuvimos al ex presidente del congreso, Luis Ibérico, Luz Salgado, Denis Vargas, Guido Lombardi y Marisol Espinosa.

No hay porque descalificar a los periodistas que anhelan ingresar al terreno sinuoso de la política; si logran su objetivo, sus gestiones hablarán por su trabajo. Bety Chamorro ya fue alcaldesa en Chilca, Percy Chagua es alcalde en Junín, Carlos de La Cruz, alcalde de La Oroya y el mismo Ángel Unchupaico, como gobernador regional de Junín.

Domingo, 10 de diciembre de 2017