Todavía no hay proclamación, por parte del Jurado Nacional de Elecciones, para saber quién ganó el proceso electoral. Y, sin embargo, ya se observan los primeros indicios de apetitos por conseguir el poder político que aparentemente en un eventual gobierno serviría de muro de contención política.

Los primeros en aparecer fueron los representantes, de Juntos Por el Perú, de Verónika Mendoza. A lo que Vladimir Cerrón no demoró mucho en señalar el lugar que tenían los invitados debido a que Perú Libre era quien había ganado. También el líder del lápiz acusó al partido morado de condicionar su presencia en el próximo gobierno. ¡Parece que nadie sabe para quien trabaja!  

En las últimas semanas, se vio con claridad que en el fortín político de Perú Libre hay terreno fértil para la presencia oportunista de quienes no ganaron y no obtuvieron el respaldo electoral. Además, tal parece que los dueños de casa se reservan el derecho de decidir quién ingresa y no a su territorio. Ya le fue mal en términos políticos y electorales al partido morado, después de la salida de Vizcarra, al subirse a un gobierno donde no fueron elegidos.

También se observa que desde un sector del sistema de medios se ve con entusiasmo en que la izquierda peruana, de VeróniKa Mendoza y otras variantes, se suban al coche de los que ganaron. Pero, no se trata de lo que opinan los medios o los políticos, es más importante saber lo que la población percibe de las movidas políticas. El argumento ocasional es que pedro Castillo y Perú Libre no tienen los cuadros suficientes que se necesitan para un gobierno moderado. Y, además, debido a la mochila pesada que con múltiples acusaciones de corrupción llevan consigo los dirigentes del lápiz parecería que es mejor tenerlos lejos en un eventual gobierno.

No obstante, en estos tiempos de hecatombe política, es relativamente fácil conseguir el poder, pero se evidencia con mucha frecuencia que también es muy fácil perder o retener el poder político que se consigue. De ahí la importancia de tener aliados políticos dispuestos a poner el pecho cuando se requiera y no a los que saldrán, por la ventana, con el primer escándalo político. ¿Se trata de coalición política o es puro oportunismo?  

Domingo, 20 de junio del 2021
Diario Correo – Huancayo