0000002_Vladimir_Cerron_y_Angel_Unchupaico_se_dan_la_mano_11-jpg_600x0

La campaña ya comenzó. Si el objetivo de Ángel Unchupaico y de Vladimir Cerrón es tener pretensión y vigencia política en los próximos años, esto al parecer estaría tomando sentido luego del resultado de la segunda vuelta electoral del 2014. De lo contrario no se explica su presencia mediática de ambos sobre cualquier tema, según ellos de orden gubernamental, uno acusa y el otro dice lo suyo.

Aunque para el primero el escenario estaría un poco complicado, pues al parecer ya no habrá reelección regional, sin embargo, es difícil creer que Ángel Unchupaico no tenga alguna pretensión política a futuro, más aun conociendo su pintoresca característica mediática y política, dicho sea de paso, no podría quejarse del éxito que le produjo.

Al parecer en el caso del ex presidente regional, Vladimir Cerrón tiene una pretensión de canalizar y liderar una fuerte oposición a la actual gestión regional, en clara lectura y respuesta al electorado que voto por él en la primera y segunda vuelta, principalmente de zonas urbanas de Huancayo, Tambo y Chilca. Si esto es así, ya hay un candidato fuerte a la presidencia regional de Junín en el 2018.

En política, claro que se debe tener una estrategia de campaña permanente, pero hay que distinguir que hay una etapa electoral y otra gubernamental, no es lo mismo tener éxito casual al comunicarse con la población en un proceso electoral para ganar votos, que en una etapa ya como gobernante, donde la población espera resultados concretos los siete días de la semana y quizás las 24 horas del día.

Diario Correo
Domingo, 11 de enero de 2015