¿Quiénes ganarán o perderán? Lo sabremos en la esquina de comentarios que se producirá este martes 04 de junio, luego de aprobarse o no el pedido de confianza que solicitó el presidente, Martín Vizcarra a través del gabinete ministerial que preside, Salvador del Solar. La petición implica la aprobación antes de que termine la actual legislatura de 12 proyectos de ley para una parcial reforma política.

Lo cierto es que el gobierno pretende su aprobación a toda costa para ser recordado por algo, aunque que sus efectos recién se verán a mediano plazo. Por ahora, tiene el apoyo mediático de un gran sector del sistema de medios. También se irroga de tener el respaldo de la población.

El gobierno comete un error político porque no le interesa generar consensos, al contrario, impone sus criterios. Tratar de culpar de todos los males al fujimorismo parlamentario es un error. Nos gusten o no, los congresistas llegan al parlamento por el voto popular. El presidente debe entender que cada vez que golpea a sus adversarios lo hace también al electorado que los eligió y este no dudará en cobrar venganza en las urnas.

Imponer tus ideas por muy buenas que sean traerá consecuencias políticas porque no todos piensan igual. A modo de ejemplo; el segundo gobierno de Alan García, impuso una nueva ley general de educación, muy saludada por amplios sectores. Se dijo que fue una ley muy buena, ¿pero cuál fue el error político? Sin duda, imponer la ley sin oír la voz de otras opiniones. Lo mismo le ocurrió al fujimorismo.

Domingo, 02 de junio de 2019