Sin lugar a dudas, los empujones, sombreros y combas distrajeron a la opinión pública, sobre lo que realmente debería ser importante para nuestra vida diaria y nuestro desarrollo de la región Junín. En mi opinión, es fundamental que participemos de un debate de propuestas de gobierno de cada candidato presidencial. Luego nos quejamos cuando el electorado emite su voto en base a cuestiones emotivas o que fácilmente se deja convencer como con la promesa de Ollanta Humala y el costo del gas a S/. 12 soles.

Llegó al Valle del Mantaro, Alan García, Alfredo Barrenechea y Alejandro Toledo. ¿Y sus propuestas, para qué? Si lo que importó es que la población se sienta informada con lo que algunos medios presentaron. Sí, es cierto los medios de comunicación también tienen su corazón político (detrás de un periodista hay ser humano). Entonces, desmitifiquemos la objetividad absoluta. Pero rechazo esa manera de imponer una cultura de espectáculo o escándalo mediático para llenar el ego colosal de quien tiene la responsabilidad de informar.

Dos temas muy importantes que se deberían tener toda nuestra convicción y que se ponga en agenda; la construcción de túnel trasandino para transporte vehicular y ferroviario, así como la asignación de más recursos para carreteras alternas, para mejorar la conectividad en infraestructura vial para nuestra región. La problemática del sector agrario (Junín no tiene Seguro Agrario). Es inconcebible que una región que gran parte de su economía se sustenta en base a la agricultura no pueda tener este tipo de beneficio del Estado. No poner estos temas en el debate público de manera permanente es garantizar para que Junín pierda competitividad económica. Con las disculpas del caso si ofendí a alguien.

Domingo, 20 de marzo de 2016