1f633846c944e9b
Si las agrupaciones políticas de Vladimir Cerrón (Perú Libertario) y de Francisco Diez Canseco (Perú Nación) logran su inscripción ante el Jurado Nacional de Elecciones, serán 20 partidos o alianzas, cuyos líderes (algunos dueños o caciques) este 10 de abril, esperan ser ungidos por el voto popular para ser elegido presidente del Perú. Al parecer, hay para todos los gustos.

Creo que luego de la ola de violencia subversiva y el decaimiento de la economía que enluto y empobreció a miles de familias en la década del 80 en el Perú. Y sin temor a equivoco, los más de 30 millones de peruanos, cada vez más y en mayor número, llegan a la comprensión que sus vidas, ya no dependen en demasía de un Estado paternalista (se le necesita, pero no en lo absoluto) y al que hay que extenderle la mano para pedirle; vivienda, salud, educación entre otras cosas.

El peruano de hoy, (el grueso de la PEA, 16 millones) trabaja de manera independiente (emprendedor) y no le va muy mal. Entonces, por lo general, nuestra mente y cuerpo rechaza de manera natural e inconsciente a aquello que puede ser dañino o no le es útil. Lo anterior, puede ser una explicación que motive indiferencia, no lo sé, pero debe existir alguna respuesta para que casi un 30% de intención de voto del electorado se ubique entre indecisos o blanco y viciado.

Quizás, una de las razones para tener 20 candidatos presidenciales, es por la misma crisis de crecimiento y desarrollo que atraviesa nuestro país (no todo está mal). Sin embargo, como refieren algunos amigos economistas, “el mercado regula todo” y veremos cuál de las propuestas triunfa.

Domingo, 05 de enero de 2015