Foto: Perú 21

Foto: Perú 21

Frases que disparan y matan. En el año 2001 la ex candidata, Lourdes Flores perdió la oportunidad de convertirse en la primera mujer en ponerse la banda presidencial del Perú. ¿Qué se lo impidió? Sin duda, uno de las causas fue la expresión que utilizó su padre al referirse sobre su contrincante, Alejandro Toledo. Al llamarlo: “El auquénido de Harvard”.

Las últimas declaraciones de Pedro Pablo Kuczynski (PPK); “Lo más probable es que hijo de ratero es ratero también. (De) tal palo, tal astilla […] Qué imagen va a proyectar el Perú si eligen a la hija de quien está en la cárcel por corrupción”. Al parecer, estas expresiones no solamente le costarán más que los cinco o seis puntos que tiene en desventaja PPK frente a Keiko Fujimori.

Cuando un personaje político se comunica, debe comprender que hay un público muy diverso y disperso que tendrá su propia percepción de lo que ve en televisión, lee en los diarios u oye a través de la radio. No, de lo que después tratan de explicar como justificación sus voceros. Especialmente en una campaña electoral, se corre el riesgo de ofender a un sector de la población. En política, las disculpas ayudan poco luego que el veneno salió. Lurdes Flores, también se disculpó en su momento sobre las inoportunas declaraciones de su padre, pero no sirvió de nada. Demás está en recordar lo que dijo cuándo postuló a la alcaldía de Lima en el 2010.

En una semana terminará la campaña electoral, muy lejos de grandes reformas estructurales en calidad de empleo, educación y salud. Sin embargo, si ocurre lo predecible, a los derrotados solamente les queda resistir y replantear objetivos.

Domingo, 29 de mayo de 2016