Resultado de imagen para mítines peru

La política se conduce y sostiene sobre una base social con sus propias creencias y preocupaciones. Hacer política y pretender alejarse de esa dimensión social para realizar acciones de arriba hacia abajo es no comprender la actual dinámica que envuelve a la política de hoy.

El mundo cambió. Ya no son los tiempos de mítines multitudinarios, donde el centro del espectáculo era la extraordinaria oratoria y mensaje del líder de la dirigencia. Vivimos tiempos en donde la naturaleza política se desenvuelve más por las preocupaciones de la población y no tanto por los ideales del partido o movimiento político. La política se volvió más pragmática a la solución de problemas puntuales.

Es cotidiano ver en estos días a numerosos precandidatos pasarse de una agrupación a otra sin ningún reparo, lo hacen con el propósito de obtener el triunfo electoral y no importa el color de la camiseta que se pongan. Pero también la población no ve con malos ojos esa dinámica, saben que si no cumplen con lo ofrecido de la misma manera que llegaron serán rechazados cuando intenten regresar. Ya no se está obligado a mantener fidelidad a principios ideológicos ni mucho menos dogmáticos. Si algo no funciona, se cambia.

Esta situación no debería ser tan dramática para los partidos políticos tradicionales. Desde mi punto de vista creo que debemos ir a una comprensión social y política mucho más certera en lo que respecta a las preocupaciones y necesidades de la población, ahí sí conseguirán conectarse socialmente. ¿Lo hacen ahora? Yo creo que no, están más preocupados por hacer pintas y afiches que realmente interesarse por los problemas de la población y hablar de eso.

Domingo, 27 de mayo de 2018
Diario Correo – Huancayo