Resultado de imagen para ojo del amo engorda
Al parecer, el proceso revocador pone nervioso a más de alguna autoridad gubernamental en la región Junín, pero quizás más a sus aliados o socios. Sin embargo, aunque con idas y venidas, todo indica que está en camino el proceso de revocatoria, claro, salvo que exista algún tipo de contubernio debajo de la mesa para traicionar la voluntad de la población. De ocurrir alguna traición, tenemos que señalar claramente a los responsables.

En la región Junín, se tiene en marcha una solicitud de revocatoria contra el gobernador regional, Ángel Unchupaico. Existe también petición contra el alcalde provincial de Huancayo, Alcides Chamorro. La norma legal establece la necesidad de presentar el 25% de firmas de electores para tal fin y en cada circunscripción que se desea revocar. Si procede la autenticidad de los firmantes, se llevará a cabo una consulta pública en junio del 2017.

En mi opinión, tal consulta pública debería ser voluntaria. Y de concretarse el proceso de revocatoria, no existirá un proceso electoral adicional para elegir nuevas autoridades, remplazarán a los revocados sus accesitarios a cada cargo hasta concluir la gestión de gobierno.

Al margen de opiniones a favor o en contra de la revocatoria, o que si distrae o no a los gobernantes y debilita a la democracia, creo que es un mecanismo de control ciudadano y sin duda, es político (sí trabajan no deberían tener pánico). Total, como dice el viejo dicho; “el ojo del amo engorda el ganado”. De existir más procesos de revocatoria, desesperadamente más de un gobernante comenzaría a trabajar y recuperar el tiempo perdido.

Domingo, 28 de setiembre de 2016
Diario Correo