Hay muchos kilómetros que separa a la provincia de Córdoba y al Perú. Pero también hay varios lazos históricos que nos une con Argentina; la efervescencia política de las dictaduras y de hecho las sucesivas crisis económicas y sociales como la de Belaunde, Alan – I y Fujimori. Ah, pero sin lugar a dudas, es la figura egregia del general José de San Martín que selló un mismo camino de independencia de España.

Estoy por unos días en Argentina, y veo que se volvió a recaer en una de sus ya conocidas crisis económicas de inflación. El tipo de cambio de dólar por el peso argentino se ubica en uno de sus niveles más altos de su historia; $38 pesos argentinos por un dólar (hace un año estaba entre 17 y 20 pesos por dólar). Para muchos argentinos que consulté, excusan en la idea con que ya deberían estar acostumbrados.

Al subir a un taxi o dialogando con diferentes comerciantes pregunto si cabe la responsabilidad en los Kirchner o en el presidente Mauricio Macri. Ninguno inclinó la balanza. Al parecer, se ingresa a un eterno comienzo en Argentina tal como sugiere Mario Riorda.

El gobierno de Macri, llegó el 2015 como un eco de esperanza y cambio. ¿Hubo cambio de discurso y personajes políticos? Claro que sí, pero la gente no percibe de manera concreta un cambio positivo en su economía familiar. Volvieron las protestas desde la calle. El sindicalismo es muy fuerte a diferencia de Perú, pero aún no veo que se encienda la pradera para dar paso a la turbulencia política.

Domingo, 16 de setiembre de 2018
Diario Correo – Huancayo