logo-JNE

Desde que entró en vigencia la aplicabilidad de la actual legislación electoral y sus modificaciones de última hora (a partir del 17 de enero). Sin lugar a dudas, las Resoluciones que emitieron el Jurado Nacional de Elecciones y el Jurado Electoral Especial trajeron consigo muchas reacciones, algunas a favor y otras en contra. No es para menos, en la opinión pública la percepción sobre el caso de Keiko Fujimori más pareció a que le lanzaron un salvavidas y todo lo contrario a César Acuña y Julio Guzmán (no los exonero de sus responsabilidades).

La extrañeza no es para menos. Al revisar los documentos del área de fiscalización (www.jne.gob.pe) se observa informes de ida y vuelta en el seno del JEE de Huancayo sobre el caso de exclusión de Mauricio Vila. Por un lado, el área de fiscalización emite un informe más parecido a un alegato de defensa de reproducción de hechos. Minutos después, el pleno del JEE, exhorta a que se presente nuevamente otro informe en donde se advierta infracción o no a la ley electoral. La respuesta fue, “no es mi función”. Demás está en mencionar que también se le hace un llamado de atención a la responsable de fiscalización por la dilación que da en la presentación de informes. ¿Existirá algún tipo de presión?

Sin duda, el desenlace del caso de exclusión de PPK y Mauricio Vila traerá muchas conjeturas. Ojo, en el caso de Huaroc el JNE con un criterio propio, no necesitó probar que fuera una actividad eminentemente electoral, tampoco se cuantifico el costo de lo entregado. Pesó más el acto en sí de “entrega” por su propia naturaleza de los hechos que se observa en todo el video, ósea la intencionalidad de aprovechamiento a través de proselitismo político.

Domingo, 27 de marzo de 2016