¿Cuándo se jodió la política peruana? ¿Quiénes fueron los culpables para llevarnos a esta situación de aparente túnel sin salida de crisis? Quizás todos tenemos alguna cuota de responsabilidad como electores. Sin embargo, creo que algunos tienen más culpas que otros en esta tormentosa circunstancia de intrigas y deslealtades.

La política. Los políticos que formaron parte de la vieja escuela política no tuvieron la suficiente capacidad para comprender a una sociedad que cambia permanentemente en su forma de organizarse y traer consigo nuevas demandas sociales. No pudieron adecuar sus postulados ideológicos y doctrinarios a un electorado cada vez menos ideologizado y más farandulero. La migración de la población que vino del campo a la ciudad facilitó la composición de un nuevo tejido social que progresivamente se desinteresó de hacer política y hoy paga sus consecuencias.    

Los medios de comunicación. El sistema de medios, por lo menos desde la era del fujimorismo tuvo bastante protagonismo político a través de sus concesiones mediáticas y no parecen a ver aprendido la lección. Sí, los medios de comunicación tienen mucha responsabilidad en lo que informan o callan sobre aciertos, errores o delitos de los gobernantes.

Las grietas sociales (economía, educación, trabajo, salud y seguridad), tienen su propia lógica de protesta, y con la vacancia presidencial se tiene la excusa perfecta. Espero equivocarme, pero me parece que, si no se logra cerrar la crisis política, en el Perú, se podría estar a expensas de una “Iskra” o chispa que encienda la pradera y destruir lo poco avanzado. 

Domingo, 15 de noviembre de 2020
Diario Correo – Huancayo