Resultado de imagen para latinoamerica

Es curioso que al oír a los candidatos presidenciales, desde México, Centro América, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Venezuela, Chile y Paraguay sean los mismos males sociales que nos aquejan; la inseguridad ciudadana, desempleo, salud, vivienda, educación, medio ambiente y sobre todo, es la corrupción un problema estructural que salpica a casi la totalidad de gobernantes.

Parece que el sueño de unidad continental quedó atrás en el cementerio de ideales que Bolívar proclamaba y que el propio Haya de la Torre (APRA) convirtiera desde México (1924) en parte de su ideario doctrinario, al punto que actualmente ni siquiera sus propios seguidores se preocupan por la continuidad de tal propósito político.

Los ideales de unidad económica, política y social fueron desplazados por una agenda mediática por el cual, cada gobernante intenta defenderse de acusaciones de corrupción. Las discusiones políticas ya no centran su atención en la unidad continental, si no en quien es más corrupto que el otro. No hay ningún candidato presidencial en toda latinoamérica que no acuse de corrupción al gobernante saliente.

Sin embargo, vemos que los países europeos crearon la unión europea para enfrentar política y económicamente a otros continentes. Se unieron muy a pesar de tener diferencias ideológicas y culturales como el idioma. También crearon una moneda única. No obstante, porqué Latinoamérica aún no logra salir del escollo doméstico del patio trasero. ¿Por qué nos quedamos rezagados en la unidad continental? Fue más fácil la desunión.

Domingo, 13 de mayo de 2018
Diario Correo – Huancayo