Dentro de unas semanas, los peruanos tendremos las calles llenas de anuncios políticos. Algunos competirán por la mejor fotografía o el mejor slogan de campaña, pero pocos trabajarán un mensaje para activar desde sus bases el activismo político. Cada candidato presidencial o al parlamento intentarán buscar la manera de cómo persuadir, una vez más, al emocional y desconfiado elector peruano. 

El activismo político que se realizaba de manera presencial para conseguir votos electorales tendrá que redefinirse o reconvertir su forma de trabajo. ¿Cómo construir una cibermilitanica? La cercanía es una de las características prioritarias de la comunicación y, por tanto, en tiempos de distanciamiento social se volverá todo un reto.

Sin embargo, construir un musculo político en base a la organización de activismo militante seguirá siendo un potente recurso ante una campaña electoral. Entre uno de los factores de triunfo electoral es una buena organización partidaria. ¿Cuántos partidos políticos estarán realmente organizados para movilizar a sus bases? Ojo que ningún ejército va a un combate con el estómago vacío.

La definición por una simpatía política también se desarrolla en la mente del elector en función a la construcción de un proceso de percepciones. No obstante, la garantía de tener una buena organización política garantiza el triunfo electoral, pero sin lugar a dudas, ayudará mucho más a tener una marca partidaria para el futuro y así trazar el terreno por donde se quiere tener a los adversarios. Eso significa construir una estrategia electoral.

Domingo, 13 de diciembre de 2020