asi-fue-la-marcha-contra-la-de-jpg_654x469
En marketing se considera que al momento de crear un producto o servicio y para garantizar su éxito, previamente debe realizarse un estudio de mercado para conocer entre otras cosas, las características del consumidor tales como; económicas, sociales y culturales.

Pero que sucede cuando un producto, como un programa de televisión que produce “Esto es guerra”, “Combate” o “Al fondo hay sitio” logra tener alta audiencia televisiva y en consecuencia alta rentabilidad para los anunciantes, quienes finalmente, invierten económicamente colocando publicidad en programas de alta sintonía para garantizar mayores ventas a sus empresas.

Claro está que vivimos en una sociedad con una alta cultura de espectáculo, pero si aceptamos que vivimos en un mundo de libertad, no podemos intentar regular lo que se regula por sí mismo, es posible que los productores de dichos programas de televisión identificaron eficazmente los códigos culturales y sociales del consumidor peruano, de ahí su éxito. ¿Será acaso que pretendemos castigar el éxito?

Por otro lado, expresiones como la del presidente, Ollanta Humala quien afirmó que le gustaría asistir a la movilización contra la televisión basura, solo demuestra como un gobernante intenta competir con los medios de comunicación, cuando estos le son adversos en sus titulares. Lo cierto es que los políticos comunican para persuadir y los periodistas para informar.

Los medios de comunicación no pueden tener unanimidad de contenidos, deberíamos apelar más al sentido de la tolerancia, pues el mal gobernante busca, callar, tapar y agredir a los medios de comunicación.

Diario Correo
Lunes. 02 de marzo de 2015