Cuando el técnico operario, Alberto Rodríguez se prestaba a juramentar como Diputado (14-01-16) en el parlamento Español, la imagen que se viralizó inmediatamente en redes sociales fue la expresión del presidente, Mariano Rajoy. Y es que no es cotidiano, que un joven de 33 años con peinado a rastas y sin traje forme ahora parte del Congreso.

En el Perú, recientemente cual tsunami de críticas recayó sobre los líderes de la Alianza Popular (Apra – PPC) el motivo fue la posibilidad de incluir en su lista parlamentaria, al joven ingeniero, Mario Hart, del reality “Combate”.

Y muy temerosos por la reacción y sentencia de la prensa y opinión pública, el Partido Nacionalista de Ollanta Humala, no quiso hacerse problemas y descartó de su lista congresal a Óscar Benítez ‘Zumba’, a pesar que la idea nació del propio entorno de palacio.

En democracia, la población necesita estar representada por alguien que le inspire cierto nivel de confianza y acercamiento (el elector quiere verse en la foto). En el actual parlamento, hay cuatro ex voleibolistas; Cecilia Tait, Cenaida Uribe, Gaby Pérez y Leyla Chihuán, que guste o no, también representan a un sector de la población.

Creo que deberíamos comprender, como es la actual composición social de nuestro país, no tomarla en cuenta, podría generar distancias innecesarias entre políticos y la población. No estamos en tiempos de verdades absolutas. La política de hoy, implica generar consensos, dialogo, apertura y sobre todo recuperar el compromiso social. No nos queda de otra y como alguna vez leí; “Ni modo, con estos bueyes tenemos que arar”.

Domingo, 24 de enero de 2016