Grata la sorpresa de ver a varios Comunicadores Sociales egresados de la UNCP, compartir sus experiencias con alumnos en el “I Congreso de Comunicación”. Las discusiones centraron el debate en diversas áreas como; periodismo, producción audiovisual, cine, comunicación para desarrollo, marketing entre otros temas. Felicitaciones a los organizadores.

Sin embargo, diversos temas aún quedan pendiente para la discusión académica, como por ejemplo, puede alguien sin más trámite, puede hacerse llamar periodista y si esto es así, entonces ¿para qué estudiar periodismo? ¿Tal vez es un oficio como cualquier otro y que con la práctica se perfecciona?

Como dijo alguna vez Luis Miro Quesada: «El periodismo puede ser la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios». Por estos lares, tenemos a alguien que a merced por capturar el poder, promociona a sus familiares en medios de comunicación; a una de ellas como “Periodista” y al otro “Comunicador Social”. Por nuestra permisible legislación ocurre esto, algo que no ocurriría jamás en Ciencias de la Salud.

Ahora bien, no me queda claro, como es que hoy cualquier persona, puede sostener un micrófono o una cámara de vídeo, contrata una hora en radio o televisión y ya, es “Periodista” o “Comunicador Social”. Los neoliberales sostienen que el mercado regula todo. En fin, algún día se regulará, quizás.

Sería formidable que para el próximo evento se expongan investigaciones científicas. La innovación científica cambia al mundo y claro, también se hace ciencia en comunicación social. ¡Feliz 25 años de la Facultad de Ciencias de la Comunicación – UNCP!