No cabe duda que en las elecciones regionales y municipales de octubre nuevamente ingresaremos a un escenario de polarización en el plano político en la región Junín. En el 2014 se llegó a una segunda vuelta para elegir al Gobernador Regional, en tanto la población tuvo que elegir entre dos opciones y resultó triunfante, Ángel Unchupaico con Junín Sostenible.

En los últimos años, la coyuntura política estuvo marcada por una inútil polarización que desgastó aún más el capital político que se obtiene al llegar al poder como es el caso de “Junín Sostenible” y “Perú Libre”. Se dedicaron a atacarse en lugar de construir sólidas organizaciones. Sin embargo, ambos son principales agrupaciones políticas que muestran actualmente visible organización y presencia política.

Pretender negar la presencia política que tienen ambos movimientos es soslayar el posicionamiento electoral que obtuvieron. Partidos políticos como el APRA, Acción Popular, PPC entre otros no tienen visibilidad política como antaño. Si realmente pretenden tener opción electoral a futuro deberán renovar cuadros y trazar objetivos políticos y electorales a mediano y largo plazo. “La marca política está, pero tienen que cambiar sus productos para un mercado electoral diferente”.

Por otro lado, la actual coyuntura también trae consigo el surgimiento de nuevos movimientos y coaliciones como el de César Combina con “Caminemos Juntos”, Zósimo Cárdenas con su movimiento “Sierra y Selva Contigo Junín”. ¿Tendrán opción estos últimos? Yo creo que sí. Todo depende de cuánto más se polarice el mercado electoral para dejar la puerta abierta para los que vienen de atrás.

Domingo, 25 de febrero de 2018