Resultado de imagen para politicos y la antipolitica

“La política es la dialéctica de los razonamientos”. Algunos políticos de viejo cuño como de Acción Popular, APRA, PPC o los que enarbolan postulados de la izquierda progresista, sostienen que la necesaria carga ideológica dio paso a los movimientos electoreros que hoy aparecen cual asociaciones comerciales en busca de un próspero negocio.

Y tal parece, que el pragmatismo político (no ideológico) gana posiciones a ideologías más concretas ya sea de izquierda o derecha. La obra de cemento se volvió una necesidad omnipresente en el discurso electoral (lluvia de propuestas) y de paso sirvió o sirve para saldar el intercambio comercial.

Empero, la aparente pérdida de fuerza electoral de los partidos políticos no es un fenómeno exclusivamente peruano. Veamos. En Francia, la cuna de la revolución social el presidente, Emmanuel Macron, fundó su movimiento político diez meses antes de participar en elecciones (2017). Donald Trump, fue invitado y ganó la presidencia de EE. UU (2016), muy a pesar de tener en contra al 80% de los propios republicanos. Mauricio Macri ganó en Argentina (2015), pero previamente formó parte de una coalición electoral “Cambiemos”. En Perú, el mismo Pedro Pablo Kuczynski no proviene de un partido político.

Como suele suceder, muchos políticos aparecen en un movimiento y luego reaparecen en otro. Sin embargo, creo que las sociedades aún necesitan de personas con cierta carga ideológica que impulsen reivindicaciones sociales en salud, educación, vivienda y empleo. De lo contrario, no servirá para nada el cambio o la novedad.

Domingo, 03 de setiembre de 2017
Diario Correo – Huancayo