126310_Las-tres-funciones-imprescindibles-de-los-Smartphone
Cuando en 1990 un casi desconocido Alberto Fujimori se subía a un tractor para pretender ser presidente del Perú, y con un discurso que suponía canalizar una necesidad de cambio del establishment político e incluso su movimiento se llamaba “Cambio 90”. Los peruanos ya buscaban cambio.

En ese entonces, vivíamos en una sociedad en donde solo el 3% (abril de 1990) de la población tenia telefonía fija y que consideraba que la manera en que los partidos políticos enfrentaban los diversos problemas (subversión, empleo, educación, salud, etc.) carecían de efectividad y había que dar otra mirada.

Creo que a pesar que ya pasaron más de 25 años desde la aparición de Fujimori en la escena política, vivimos en una sociedad que constantemente anhela cambios. Y no es para menos, pues producto del desarrollo de la tecnología, hoy de los más 30 millones de peruanos, tenemos igual número de celulares activos (según datos de Opsitel) y la tercera parte posee un smartphone.

Ello significa, que cada vez hay miles de teléfonos celulares que diariamente se conectan a internet y las posibilidades de acceso a información y comunicación se incrementan cada vez más, esto tiene un fuerte impacto en la toma de decisiones del peruano. Lo cual también cambia drásticamente las reglas de juego de hacer política.

El tema es que los políticos comprendan estos cambios, no para que sencillamente comienzan a utilizar facebook y twitter, sino para comprender como la población de hoy (diciembre del 2015) viene comunicándose, organizándose y como percibe la manera de hacer política en tiempos de smartphone.

Domingo, 20 de noviembre de 2015