Tal parece que el gobernador regional de Junín, sin mucho esfuerzo es el centro de atención de la opinión pública. No es el tipo de gestión que realiza, es el populismo desmedido que ejecuta, renunciando (quizás por cálculo político) a la talla de gobernante que debería denostar y que la región Junín exige, por lo menos, responder de manera responsable a los que le dieron su confianza a través de su voto.

Anunciar publicitariamente un programa de “farmacias gratis”, realizar pomposos shows mediáticos, planificar una audiencia regional en el día de su cumpleaños y en el mismo lugar para comprometer convocatoria entrega de “Bicicletas” (de un programa nacional del MINEDU). Por decirlo menos, es una característica que debiera desterrarse de nuestro electorado, que a cambio de alguna dadiva, entregan su voto. Salvo una mejor educación, creo que nada nos salvará de seguir teniendo políticos que llevan al populismo por naturaleza.

Como bien describe, Gloria Álvarez en el manual del populista; “el populista divide a la sociedad con odio, elimina del legislativo cualquier oposición, compra jueces para evitar juicios y castigo, amplia la burocracia estatal, reforma la constitución, pone límites a la propiedad privada, elimina la libertad de prensa y de expresión”, entre otros. Cualquier parecido con la realidad, pura coincidencia. ¿Ustedes que opinan?

Con brillante acierto, la joven politóloga de Guatemala pone en agenda internacional que el actual populismo ya no es propio de ideologías, donde se desmantela instituciones y los gobernantes cada vez más aspiran a competir con Santa Claus. ÉL es el único bueno, bondadoso y salvador, el resto no.

Domingo, 25 de octubre de 2015