Lo que más circuló por los medios de comunicación y redes sociales fueron los “memes” y videos de la Ministra Dina Boluarte que cantó “Falsia” una mulisa propia de la zona, en el Coliseo Wanka de Huancayo. Nadie se acuerda de lo que dijeron los ministros, porque llamó más la atención lo que la ministra intentó cantar.

La sesión descentralizada del Consejo de Ministros se llevó a cabo en medio de una tensión social a consecuencia de la crisis política que atraviesa el gobierno. El auditorio fue preparado para dar la apariencia de que el Presidente Pedro Castillo y su Gabinete Ministerial salieran ovacionados en medio de simpatías partidarias.

Sin embargo, a pesar del enorme despliegue policial y control en los asistentes hubo algunos dirigentes sindicales, opositores al régimen, que se las ingeniaron y lograron ingresar para dejar sentada sus demandas. No se produjo una gran movilización ciudadana que se enfrente con la policía. Nada de eso ocurrió porque la población se replegó y no salió de sus casas debido al contingente policial que los atemorizó.  

¿Las protestas continuarán? ¿Será que ya terminó la crisis? ¿Las demandas fueron atendidas? En estos tiempos, miles de peruanos se comunican en todo momento. La gente ya no espera la opinión publicada, del día siguiente, en los medios de comunicación, ni tampoco hacen caso al llamado de los políticos. Las masas se volvieron incontrolables que obedecen a su propio instinto colectivo.

La jerarquía de protesta ya no les pertenece a las elites políticas. La movilización en Huancayo, Lima y otras regiones del país fueron masivamente espontáneas que no tuvieron el liderazgo de caudillos políticos. La gente hace mucho tiempo dejó de oír la voz de los políticos o de dirigentes sindicales.

Si el gobierno cree que la crisis política ya fue controlada, peca de exceso de triunfalismo. Las demandas ciudadanas son inconmensurables que por cualquier motivo volverán a salir a las calles y serán los que realmente deciden si Pedro Castillo e incluso los parlamentarios se quedan o se van a sus casas.  

Domingo, 10 de abril del 2022
Diario Correo – Huancayo