Para el economista, Hernando de Soto, la población peruana reacciona positivamente ante la crisis económica orientados por un capitalismo popular. “Los ambulantes están tratando en lugar de sublevarse en armas, tratan de entrar al mercado”. Además, declaró que la primera reacción de la población no fue incendiar, sino buscar empleo. La gente no reaccionó con armas como en los años ochenta, refería el autor del “Misterio del Capital”.

Por otro lado, el economista Gonzales Izquierdo opinó hace unos días, en una conferencia virtual organizado por la Universidad Peruana Los Andes, que la informalidad en lugar de ser perseguida hay que comprenderla como un medio para la reactivación económica que generará empleo en nuestro país. El reto es qué medidas de salubridad se deberían implementar en lugar de quitarles su mercadería.

Los peruanos que decidieron emprender un negocio encontraron durante muchos años la manera de crear su propio empleo. En base a su sentido común confían en el mercado; abren pequeños negocios en sus casas y salen a la calle para vender y comprar.  

Es difícil predecir lo que ocurrirá en los próximos meses con el desempleo generalizado. No será una crisis solamente sanitaria, sino que ahora también será económica. Es cierto, ambas crisis las provocó la pandemia del coronavirus, pero a juzgar por los resultados del gobierno central que no son nada positivos creo que se debería prestar mayor atención al comercio informal antes que se conviertan en detonantes sociales.

Domingo, 21 de junio de 2020